4 Consejos para responder ante un problema de salud.

En Permacultura decimos que el “El problema es la solución” y claramente una enfermedad es un síntoma de otros aspectos de nuestra vida. Una retroalimentación negativa, como solemos verla, entonces, si aprendemos a detectar sus fuentes, nos volveremos más felices y saludables.

A continuación te propongo una “escala de intervención” que te puede ayudar a conocerte mejor en caso de malestar físico, sobre todo si ese malestar es recurrente. Espero que esto te sirva, pero también te aclaro, que es solo una forma de abordar, que puede darte múltiples beneficios, pero no se trata de una cura ni reemplazan la consulta con el médico.

1°) No hacer nada = Observar:

Sí, leiste bien, lo primero que te propongo es no hacer nada. En Permacultura la Observación es fundamental, antes de tomarte una pastilla, tomate unos minutos para poder detectar y hacer consciente eso que no te hizo bien o que “te dejó de cama”,por ejemplo, ¿te dio un tremendo resfrío? ¿Qué es lo primero que hacés? seguramente ir al botiquín y buscar esa pastilla a la que acostumbras, si sos un poco más cuidadoso, algún remedio más natural. No te culpo, yo se muy bien lo molesto que es no poder respirar adecuadamente y sentirse afiebrado.

La realidad es que lo que menos hacemos es ponernos a pensar qué causó el síntoma y si lo hacemos, generalmente es para inculparnos y jodernos. Pero elegir la automedicación es el camino menos recomendable, aunque esté socialmente muy aceptado. El problema, es que con esa elección estás generando una reacción en cadena que puede afectar sensiblemente, o no tanto, otros aspectos de tu salud y al mismo tiempo se volverá recurrente, al no evitar la causa; que simplemente pudo ser tomar frío, salir sin abrigo, estar con los piés húmedos, y esto sin menospreciar a las causas emocionales. Entonces, si logras detectar la fuente todo irá a mejor, te lo puedo asegurar.

2°) Intervención Mecánica:110301Kids_cold.source.prod_affiliate.79

Bueno… digamos que ya detectaste el origen y sabés como evitar que te vuelva a suceder, pero eso no te quita los síntomas. Bien, llegado a esta instancia podrías probar resolverlo a través de intervenciones mecánicas, detenerte en primer lugar, descansar, acostarte, procurar estar calentito.

Permitirte estar en cama y no hacer nada más que darte tiempo, prestar especial atención a los síntomas y volver a observarte. Luego tenés que hacerte muchas preguntas nuevamente, algunas de ellas serían ¿ya me sentí así alguna vez? ¿sé cómo voy a evolucionar? ¿hablé con mi médica/o sobre esto alguna vez? ¿Me alimento o me enveneno con lo que consumo a diario? ¿Tengo una vida sedentaria? ¿Esto que me sucede podría ser de origen emocional?. Esta última pregunta es súper importante, ya que en muchos casos los adultos simplemente enfermamos porque es la única forma de escapar de cosas que no deseamos hacer, como por ejemplo “ir a trabajar”, (sobre todo si nos sentimos obligados a ello en lugar de trabajar por un deseo del corazón de aportar nuestro valor al mundo) nos enseñaron muy bien de niños, ya que para faltar al colegio, había que estar enfermos, y esos programas siguen muy vigentes. En muchos casos la enfermedad se disipa ante un cambio de vida, se desvanece cuando tomamos decisiones acertadas y escuchamos a nuestro cuerpo y nuestro corazón, cuando identificamos nuestro ideal de vida y este concuerda con nuestras acciones, en definitiva, ser congruentes. PENSAR, SENTIR y ACTUAR en la misma dirección= SALUD.
Otra cosa, cuando estás enferma/o ¿Quién te apura para que vuelvas al trabajo? ¿vos? ¿Tu jefa/e? ¿Crees que sos irremplazable? ¿Trabajás por tu cuenta y no podés parar ni un día? ¿Recibís ingresos diarios dependientes de tu labor? Como te darás cuenta, lo que intento transmitirte, es que detenerse y cuestionar es lo único que puede ayudarte a salir de ese crónico resfrío. Y te paso un dato, si tu trabajo, lo único que te aporta es dinero y te obliga a descuidar tu salud, es momento, sin dudas, de diseñar un cambio en tu vida.

3°) Intervención Biológica:img_como_preparar_limon_con_miel_para_aliviar_mi_dolor_de_garganta_21589_orig

Llevás en cama todo el día, y se podría decir que no empeoraste, pero para mejorar falta. En esta instancia podes recurrir a infusiones o remedios naturales, estos van desde los más sencillos preparados caseros, los que nos hacia la abuela, hasta los que podría darte un médico homeópata, por ej. Es importante que seas sincero con vos mismo para reconocer su efecto, aunque más lento, pero no menos eficaz que si tomaras la pastilla, pero con un mayor beneficio para tu salud integral. En la mayoría de los casos, este es el último estadío antes de la mejora definitiva.

4°) Intervención química:

Muchos dirán que la intervención biológica y la química en su esencia es lo mismo, pero a lo que yo me refiero con este tipo de intervención es la que se hace directamente con medicina de laboratorio industrial. ¿Es malo? No, siempre y cuando no se la utilice de manera constante. De hecho este es el cuarto punto en la escala.

Hay quienes abusan de este tipo de medicación consumiendola en cualquier momento y por cualquier motivo, sin una previa consulta médica. Sin embargo, si la usamos con consciencia y entendimiento, de la manera adecuada y solo cuando es necesario, puede ser muy útil para salir del cuadro. Lo que también sería contraproducente es el otro extremo, negarse a ingerirla o a realizar tratamiento de este tipo.  Hace unos años un amigo se enfermó de gripe y no prestó atención a los síntomas, no frenó su actividad y quiso curarse con medicina alternativa; falleció en menos de 1 semana, no fue culpa de nadie, pero la sumatoria de descuidos hicieron que su cuerpo no pudiera afrontar la enfermedad. La medicina alternativa requiere un compromiso para con nosotros, hay que ser constantes y tenemos que estar muy comprometidos con nuestra salud. No podemos tomarla como una aspirina por qué no lo es, es integral y requiere de nuestra complicidad; y por otro lado no tiene la velocidad de otros tratamientos.

Desde mi punto de vista, lo más importante es tu propia interpretación, producto de tu propia observación, y tu criterio personal, nadie debería conocerte más que vos mismo.

En definitiva… dicen que saber detectar las causas de la propia enfermedad es un síntoma de buena salud, entonces hay que desarrollar esa inteligencia cuanto antes.

Animate a aplicar esta escala de intervenciones en otros aspectos de tu vida, creo que te vas a sorprender de los resultados.

Un gran abrazo y espero tu comentario, ya que este es un tema muy importante y tu aporte puede resultar muy valioso.

Ilustración niño en cama por: Chris Ware

Te puede interesar....

Terminaciones Naturales

En esta oportunidad te compartimos un poco de nuestros aprendizajes en cuanto a las terminaciones en la construcción natural. Quizás no estuviste nunca en una

Leer más

Deja un comentario

Cerrar menú